Las raíces latentes de la Mutilación Genital Femenina

Seis niñas son mutiladas cada minuto en el mundo. Cada minuto. Millones de niñas y mujeres de los 30 países de África, Oriente Medio y Asia que practican la Mutilación Genital Femenina (MGF) -más de 200 millones de mujeres, según UNICEF- son víctimas de una aberración ancestral que perpetúa el estigma de la feminidad, la mujer pura y virgen y la desigualdad de género.

Muchas mujeres son sometidas a la mutilación genital en edades casi impensables: 44 millones de niñas menores de 14 años han sufrido la ablación, principalmente en Gambia (un 56%), Mauritania (54%) e Indonesia, donde alrededor de la mitad de las niñas de 11 años han padecido esta práctica.

Imagen de UNICEF, mapa elaborado por la Fundación Wassu-UAB de los países donde se practica la MGF.

Al contrario de las razones por las que se practica esta “operación” a sangre fría – que es un simbolismo obligatorio que hay que aceptar para alcanzar la edad adulta, para conservar el honor de la familia, para poder alcanzar el matrimonio, e, incluso, por higiene – se ha demostrado por sus consecuencias sanitarias y psicológicas que sobrepasan los límites de la ética y los derechos humanos básicos, y es evidente.

La integridad física y psicológica de las mujeres acaban sucumbiendo a las presiones socioculturales que les obliga a lesionar sus órganos genitales, incluso mucho antes de poder decidir sobre su cuerpo y de ser conscientes de lo que esto conlleva.

Las consecuencias son inmediatas y, además, se prolongan durante el resto de su vida: dolor severo, choque, hemorragia, retención de orina, infecciones como tétanos o sepsis, dolor crónico, infecciones vesicales y urinarias recurrentes, queloides, fibrosis, esterilidad, VIH o Sida, traumas psicológicos e incluso la muerte. Todo esto por, únicamente, ser mujer y tener que acarrear con todo el proceso de socialización que recae sobre ella, ya sea para ser digna de seguir perteneciendo a su comunidad y a su identidad étnica, o para decidir si conserva su feminidad o no.

El UNFPA y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) están luchando para acelerar la eliminación de la mutilación genital femenina, que tienen previsto erradicar definitivamente en 2030, porque si seguimos tendiendo al alza, en 2030 habrán más de 86 millones de mujeres mutiladas.

Hoy 6 de febrero, Dia Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina -y todos los días del año-, tenemos que reivindicar los derechos humanos fundamentales que les están arrebatando a millones de niñas y de mujeres que están siendo obligadas a sufrir dolores, enfermedades y traumas por las desigualdades de género que aun siguen latentes en nuestra sociedad. Aun es necesario luchar por un mundo donde la mujer esté liberada de todo estereotipo que condicione su vida por pertenecer a un género que siempre se le ha considerado inferior.

El feminismo sigue siendo necesario.

Por Ariadna España @Ariespaso

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: