Todo “por amor”

La sociedad mitifica el amor romántico, y a nosotras nos seduce y nos atrapa, porque es la herramienta más poderosa para someter a las mujeres. El amor romántico enseña a las mujeres a depender y a adaptarse al hombre, a idealizarlo y a desesperar por pensar que esa persona puede marcharse de tu vida y que, sin él, no podrás ser capaz de amar otra vez con la misma intensidad. Podemos llegar a humillarnos e incluso a aceptar una situación de maltrato, explotación y abuso, y aguantamos comentarios lascivos que pueden llegar a condicionar incluso nuestra manera de caminar.

La idealización del amor que heredamos de nuestra cultura, a través de libros, películas y todo tipo de expresiones culturales, ha distorsionado la línea que separa una relación amorosa y un caso evidente de violencia de género que pierde fuerza e importancia.

La violencia sexual siempre ha sido representada en la literatura, en la pintura o en el teatro, y muchas de esas veces desde un imaginario romántico. Es decir, embelleciendo su verdadero significado: la cultura de la violación. Hoy en día sigue siendo una opción para marcar el hilo argumental de una película o de una serie, en algunas es verdad que como un factor de empoderamiento de la mujer, como en Millenium, pero en otras muchas como un elemento morboso que trata con frivolidad esta violencia explícita, como las escenas sexuales de la famosa serie Juego de Tronos. ¿Puede ser por qué, en el caso de las películas, en este año sólo un 8,7% de ellas están dirigidas por mujeres? Y todo esto lleva, cómo no, al dichoso patriarcado. La desigualdad entre hombres y mujeres también se perpetúa a través de la cultura, ya que a los hombres también se les educa a amar desde esta desigualdad.

Esta falsa creencia sobre el amor conduce a los más jóvenes a empezar relaciones tóxicas siguiendo principios que llegan a justificar situaciones de violencia de género, sin que la víctima y, en algunos casos, el agresor sean conscientes de esta situación.

El machismo está tan arraigado en la sociedad que es importante empezar una deconstrucción de valores claramente desfavorables a las mujeres y estar predispuesto a abandonar los mitos de celos, exclusividad, sumisión… que muchas novelas, películas y series nos venden.

Porque “no hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedan imponer a la libertad de nuestra mente” (Virginia Woolf).

Por Ariadna España @Ariespaso 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: